Técnicas y posiciones sexuales

Las mejores posiciones sexuales

Home ] Posiciones sexuales con el hombre encima ] Posiciones sexuales con la mujer encima ] Posiciones de penetración vaginal por atrás ] [ Posiciones de lado a lado ] Posiciones sexuales de pie y de rodillas ] La Política del Coger ]

Posiciones de lado a lado

Las posiciones sexuales de lado a lado son maravillosas para hacer el amor lenta y románticamente. Suele ser más fácil empezar en una posición más convencional como la del misionero y luego acostarse de lado. Esta es una posición maravillosamente íntima y de mucha conexión en la que las parejas pueden recostarse y mirarse a los ojos, o abrazarse de cerca y besarse, o simplemente estar acostados mientras disfrutan la sensación de cercanía. En esta posición frente a frente, el hombre puede besar y mordisquear los senos de su pareja y ella puede verle hacerlo, lo cual puede ser un estímulo erótico potente para ella. Además, las dos personas pueden tocar el pecho, el cuerpo, la cara y la espalda de la otra persona, lo cual puede aumentar su sensación de intimidad. Es una posición en la que el hombre puede empujar suavemente y durar mucho tiempo antes de que venirse – el movimiento de sus caderas se restringe ligeramente, pero puede lograr la buena penetración, y no hay peligro   de que salga su pene mientras empuja porque su pareja puede envolverlo con sus piernas y mantenerlo dentro de ella mientras continúan haciendo el amor. A fin de cuentas, esta es una posición excelente y altamente recomendada.

La posición sexual de lado a lado con penetración por atrás suele llamarse acucharar, como un par de cucharas que caben perfectamente la una en la otra. A algunos hombres les gusta dormir después de hacer el amor mientras todavía están dentro de su pareja. Esta es la posición para hacerlo, acurrucados y descansando después del sexo. Es una posición excitante para el hombre, con la insinuación de tomar a su mujer por atrás, pero puede ser que no produzca tanta sensación como en otras posiciones. Pero es íntimo y permite el buen contacto corporal y por eso puede ser un buen comienzo para hacer el amor. Al moverse ligeramente como se ve en la tercera foto, la pareja puede inventar una gran gama de variaciones sobre el mismo tema, algunas de las cuales producen más sensación que otras para el hombre o la mujer o los dos.

Aquí hay una foto que ilustra la posición normal de lado a lado:

El punto de vista de una mujer

Uno de mis juegos sexuales favoritos es el cambiar de posición: haciendo que el encuentro sexual sea más que sólo él encima, yo encima, penetración vaginal por atrás  o lo que sea. No me malinterpreten, me encanta la posición con el hombre encima: sintiéndole a él encima de mí, sintiendo su peso, con sólo esa leve emoción de ser dominada. Es una posición maravillosa para el encuentro inicial y podemos besarnos y mirarnos y mis manos están libres para acariciar su espalda, sus nalgas e incluso sus testículos si me estiro un poco. Puedo variar la posición un poco al mover mis piernas: abrazándole con mis piernas alrededor de su cintura (¡eso le excita mucho!), rectas, dobladas las rodillas (permitiendo una penetración ligeramente más profunda) o muy rectas y casi juntas, lo cual significa que mis piernas crean una presión en su pene y testículos. Esta última posición usualmente significa un poco de retorcerse por parte del hombre y la mujer para obtener la posición indicada, ¡Pero vale la pena!

Sin embargo, en vez de permanecer en la misma posición sexual durante nuestro encuentro, lo que me gusta mucho después de un rato es que nos ponemos de lado. Y no importa en qué dirección nos movamos ya que podemos variarla. Podemos vernos el uno al otro aún mejor y puedo alcanzar sus testículos mucho mejor e incluso acariciar la base de su pene mientras me entra y me sale deslizándose. Para mí es asombroso que las posiciones de lado a lado suelan recomendarse sólo para gente gorda o mujeres embarazadas. ¡Confíenme, vale la pena probar el sexo en esta posición!

Y es muy fácil una vez que encuentras el truco. En primer lugar, la mujer necesita alzar sus piernas, con las rodillas dobladas, hasta que sus muslos estén al nivel de la cintura del hombre.   Esto es importante, ¡a menos que te gusten los muslos aplastados! Ahora el necesita empujar profundamente y mantener su pene dentro de la mujer. Ahora abrácense con firmeza, decidan en que dirección van a voltearse (después de que hayan hecho esto algunas veces, y tú y tu pareja estarán muy sincronizados, verán que no tienen que pensar en ello) ¡y luego se voltean! El muslo de la mujer, que está abajo, debe sentirse cómodo si está al nivel de la cintura de su pareja. Si se siente aplastado su muslo, sólo ajústense hasta que se sienta bien.

Una vez que estén cómodos, se van a asombrar sobre cuánta variación pueden experimentar en esta posición sexual. Suéltense el uno del otro de los brazos y échense hacia atrás un poco. Se siente casi como el sexo en la posición de tijeras puesto que están unidos de cerca, y te da una muy buena vista de su pene empujando hacia dentro de tu vagina. ¡Mi hombre se excita tanto así que a veces tenemos que tomar una pausa por unos segundos para que no venga enseguida! Aún más excitante que eso es cuando alzo mi pierna en el aire (puedes sostenerla con tu mano si alzarla sin apoyo se siente muy agotado).   Esta posición de veras abre todo el escenario de vulva-pene-testículos y podemos ver la base de su pene brillando con mis jugos mientras mete y saca su pene de mí. Podemos tomar turnos para alargar la mano hacia abajo para sentir mis labios vaginales calientes y mojados y por supuesto que es fácil acariciar mi clítoris en esta posición también. ¡Guau! Me excita el sólo escribir sobre esto!

Verás que esta posición permite un mayor alcance visual general que la posición del hombre arriba. Es maravillosa para una sensación de conexión profunda y espiritual durante el sexo físico muy excitante. Pueden hablar, sonreír, mirarse cariñosamente a los ojos, y si tienen destreza para estas cosas pueden enviarse una hermosa energía tanto entre sus chacras de corazón como en sus centros sexuales. También es una posición muy relajante para hacer el amor al final del día antes de dormir, cuando ninguno de ustedes tiene ganas de hacer locuras colgándose de las luces de araña. Y verás que incluso los movimientos pequeños son deliciosamente sensibles. ¡Con razón esta posición es una de nuestras favoritas!

El punto de vista de un hombre

Habíamos estado teniendo sexo maravilloso en las posiciones más comunes por muchos años antes de que descubriéramos el sexo de lado a lado. Quizá porque nuestro sexo siempre ha sido tan maravilloso no habíamos explorado algo más allá que el sexo con el hombre encima, la mujer encima y la penetración vaginal por atrás. Pero por alguna razón un día decidimos experimentar; desde la posición con el hombre encima nos volteamos de lado y, después de poner las piernas de mi pareja en los lugares indicados (para evitar aplastarlas) disfrutamos una experiencia maravillosa de hacer el amor. Con esto no quiero decir que el sexo de lado a lado sea mejor que el del hombre encima; para nada, es sólo para sugerir que el experimentar con diferentes posiciones puede valer la pena.

En lo que respecta al sexo con el hombre encima, es otro de mis favoritos. Me encanta la sensación de dominar a mi pareja cuando estoy sintiendo mi poder masculino; Me encanta la intimidad y la conexión cuando hacemos el amor de manera lenta y conectada a nivel emocional. Lo maravilloso del sexo con el hombre encima, el pan de cada día del sexo, como lo describió un comentarista, es que el hombre puede experimentar la intimidad que a la mejor no tiene en la vida cotidiana. Piénsalo: hay mucho contacto de piel a piel. Hay la capacidad de mirar a los ojos de tu pareja y mirar su reacción mientras sientes ese momento tan especial de penetración. Hay esa sensación increíble de calidez y lo mojado de su vagina envolviendo tu pene, y hay la intensa satisfacción de profunda penetración y, por supuesto, la eyaculación. Para la pareja femenina, hay la capacidad de recostarse y disfrutarlo sin hacer mucho esfuerzo, aunque por supuesto si ella quiere empujar puede hacerlo también, aunque de manera más limitada que en otras posiciones. En los primeros días de nuestra relación yo solía venirme demasiado rápido, lo cual es una de las desventajas de la posición con el hombre arriba. La profunda penetración que puede tener un hombre tiende a acelerar su progreso al orgasmo. Pero mientras más tiempo ha pasado esto ha sido mucho menos problemático, y mi capacidad de prolongar nuestro coito ha mejorado mucho, así que mi pareja ahora puede disfrutar la sensación de tenerme dentro de ella por bastante más tiempo.

¿Qué más hay del sexo con el hombre encima? Unos pensamientos al azar: ¡Si estás acostado encima de ella en vez de usar una variación de arrodillarte, no grites demasiado fuerte cuando te vengas, o puedes ensordecerla! Y si estás apoyado en tus codos, rodillas y brazos, no debes sentir mucha tensión mientras haces el amor en esta posición, lo cual significa que no tienes que preocuparte mucho sobre el esfuerzo físico del sexo (comparado, digamos, con las posiciones de estar parado o incluso las posiciones de penetración vaginal por atrás), así que puedes enfocarte mucho más en tu verdadero placer sexual. ¡Ésta suele ser excelente porque las posiciones con el hombre encima cumplen con el impulso masculino de dominar a su pareja, sujetarla y tenerla justo allí donde la quieres! He visto a veces que el impulso de empujar ha sido increíblemente fuerte, casi irresistible, cuando he estado deteniéndome para controlar mi eyaculación. Pienso que esto demuestra los profundos impulsos instintivos que se despiertan, y con suerte se cumplen, en el sexo con el hombre encima. 

Pero en general hemos visto que las variaciones de la posición con el hombre encima pero arrodillado son mucho menos satisfactorias que las de las dos personas acostadas. ¡Aunque esto puede tener algo que ver nuestra falta de flexibilidad y edad! Supongo que para los hombres que tienen penes cortos es difícil tener buena penetración en las posiciones de arrodillarse. 

Puesto que la mujer está en una posición relativamente relajada en el sexo con el hombre encima, tiene la libertad de jugar con las tetillas del hombre, lo cual es altamente sensual para algunos hombres; ¡y si ella está inclinada, puede susurrarle palabras eróticas en su oreja! Esto puede ser intensamente erótico y hacer que un hombre se venga rápidamente si ya está en el borde. ¡Si envuelve sus piernas alrededor de las nalgas de su pareja y lo jala hacia ella, mientras empuja sus caderas y le da un estímulo verbal, el resultado puede ser un orgasmo bastante potente! 


¿Quién sufre de problemas eréctiles?

Casi la mayoría de los hombres, en algún momento en sus vidas, sufren de disfunciones eréctiles. Nuestro pene es uno de los puntos más flacos de nuestra masculinidad y multitud de factores afectan nuestra erección: ella diciendo algo inoportuno en el momento menos adecuado, nuestra creencia de que deberíamos ser capaces de hacer el amor en cualquier momento y en cualquier lugar siempre que esté disponible (¡incluso cuando no queremos!), nuestra creencia de que el papel del hombre en el sexo es dar y el de la mujer recibir (incluso cuando deseamos algo diferente)... etc.

¿Problemas Eréctiles? Cúrala fácil y rápidamente con nuestro sitio web especializado, y consigue una erección fiable todo el tiempo.

 

Grandes técnicas sexuales:
Un moderno Kama Sutra

¡Esté es un sitio Web asombroso en el que puedes ver miles de fotos hermosas, explícitas y no pornográficas que muestran literalmente cientos de técnicas y posiciones sexuales!

Es probablemente la mejor y más grande guía del sexo en el Internet, pero ten cuidado. ¡Transformará tu vida sexual en una tormenta de pasión ardiente! 

¡Haz clic aquí para tener sexo fenomenal!

Posiciones sexualesPosiciones sexuales

Posiciones sexuales
Posiciones sexualesPosiciones sexuales

¡Haz clic aquí para tener sexo fenomenal!